Skip to content

¿Por qué lo llaman blog cuando quieren decir web?

Cuando en otoño decidí abrir este bloc, le di vueltas al título. ¿Cómo demonios lo llamo? Cuidado con no parecer pedante. Ojo con no dar la impresión de ser un capullo integral. Al final me decidí por (Mini)jo, (mini)bloc, que no va de cotxes. ¿Raro? Sí, un poco. ¿Estúpido? Mmmm… Entonces, ¿por qué? Pues porque me gustan los Mini aunque, como dejo bien claro en mi perfil, no tengo ninguno. Y porque en mi mesa de trabajo acostumbra a haber uno de estos coches color rojo en miniatura, con una Union Jack enorme en el capó. Vamos, que el cochecito me inspiró y ya está.

Una primera ojeada al blog puede conducir a pensar que ese tal Pep Taberner aspira a cobrar algun dinerillo de los señores de BMW, propietarios de la marca Mini y a los que les gusta conducir. Pues sí, me gustaría que estos tíos me pagasen algo, ¡qué pasa! No lo harán ni en sueños, pero gustarme, me gustaría. Llegados a este punto, la curiosidad pica: ¿habrá muchos blogs en el ciberespacio mundial que hablen de los Mini? ¿Serán mejores que el mío, que no habla de ellos pero que está repleto de fotos de ellos?

Acudimos, raudos y veloces, a mr. Google y tecleamos: “Mini blog”. ¡Zasca! Nos salen 1.510.000.000 resultados, cifra casi imposible de pronunciar: ¡Mil quinientos y pico de millones de entradas! Casi ná. Instintivamente, buscamos el bloc oficial de la marca. Primera página: NADA. Segunda página: NA-DA. ¡Ups! Aunque parezca increíble, el blog de la casa Mini, Mini Space, no aparece hasta la TER-CE-RA página del buscador.

Mal vamos, señores de Mini. Sepan ustedes que un tal Brian Donnelly, constructor de websites a medida, padre de una hija increible, guitarrista aficionado, loco de las artes marciales, apasionado del jazz, el blues y el heavy metal, ávido lector y aspirante a escritor que vive en Nueva York les da un baño al colocar su theminiblog.com en tercera posición, justo por detrás de una entrada de la Wikipedia. Cosas del mundo digital, que también es un pañuelo, el señor Donnelly (@bdonnelly) y un servidor (@peptaberner) tenemos un follower en común en Twitter: Carter Hargrave (@Carterhargrave), quien fue alumno de Bruce Lee be water my friend, que se ve que es un crack del Jeet Kune Do y se las da de escritor de bestseller.

En resumen, que un cursillo de reciclage en técnicas SEO no les iría del todo mal a los amigos de Mini. Hecha la primera crítica, sin acritud, entramos en el blog. Como podéis ver en la foto, la página de inicio es bastante currada, con mucha foto e, importante, incluye una invitación al visitante a registrarse vía Facebook. De este modo, el que acepta la sugerencia brinda toda su información a la marca que, además, se reserva el derecho de postear en chez Zuckerberg en nuestro nombre. Así que, ojito.

Mini Space, casi un website, está muy currado: actualizado, muy visual, con contenidos divididos por secciones (Cultura Urbana, Arte y Diseño, Música, Deportes, Mini, Concursos, Gente y Eventos). Hay vídeos, artículos varios, te da la opción de escuchar la música que ponen en la emisora digital MINISOUNDS y dispone de un widget que conecta el blog con Twitter. Moverse por las distintas secciones del blog es relativamente fácil y la página invita a la interacción, especialmente mediante los concursos, por muy ñoños que puedan ser (convocaron uno consistente en hacer minis de gingerbread, por ejemplo). Además, al estar el blog vinculado a la página de Facebook, el tráfico aumenta sensiblemente (hay entradas con 2.000 ‘me gusta’).

Hasta aquí, todo muy bonito. Pero, la pregunta es: ¿Por qué lo llaman blog cuando quieren decir web? Cierto es que la página tiene su timeline, que los post son cronològicos como mandan los cánones blogueros, también que los comentarios son aceptados. No obstante, todo es tan perfecto, tan de diseño, con fotos de agencia, textos impersonales y vídeos de autor que, de blog, nada de nada. De nada, pero que de nada.

Y, puestos a criticar, un fallo más: Una vez visto el blogsite, por decirlo de alguna manera, nos vamos a la página oficial de Mini, en España mini.es. Buscamos el link al Mini Space. Y todavía seguimos buscando. ¡Ay, ay, ay!


No comments yet

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: